Son muy frecuentes los casos en que solo acude la madre a realizar la declaración de nacimiento de un menor ante el Registro Civil, cuando el padre no quiero asumir sus responsabilidades. En ese caso la criatura quedará provisionalmente inscrita bajo los apellidos de su madre.
Pero la ley abre un camino muy sencillo para que se obligue al padre a reconocer la paternidad. En el mismo Registro la madre debe indicar quien es el presunto padre a quien se le citará mediante notificación, para que se manifieste al respecto dentro de los diez días hábiles a partir de la notificación, y se le prevendrá que la no manifestación de oposición al señalamiento de paternidad dará lugar al reconocimiento administrativo de la filiación.
En caso de que el padre no acepte la paternidad del menor, entonces se le dará solo una cita gratuita a la madre, a la criatura y al padre señalado, para que acudan a realizarse un estudio comparativo de marcadores genéticos, ante los laboratorios de la Caja Costarricense de Seguro Social.
Si el presunto padre no se apersona o si se niega a llevar a cabo la prueba genética, procederá aplicar la presunción de paternidad y dará lugar para que así se declare y se inscriba con los apellidos de ambos progenitores, siempre y cuando la madre y el niño o la niña se hayan presentado a realizarse la prueba
Para recibir mayor asesoría de nuestros abogados, puede coordinar una cita por medio del tel. 2710-5600 o visitarnos en Guápiles 200 metros al oeste y 100 metros al norte del Hospital.