Cuando un trabajador sufre un accidente durante su trabajo o en el trayecto de su casa al centro de labores  y no se encontraba asegurado por el patrono, siempre tiene el  derecho de recibir toda la atención médico-hospitalaria y prestaciones que correspondan aunque no tenga el seguro ni esté incluido en planillas.

Lo primero que debe hacer el  trabajador accidentado es  pedir a su patrono la boleta para acudir al Instituto Nacional de Seguros (INS). En caso de que le sea negada siempre debe acudir al INS y denunciar el accidente.

Después de que sea atendido debe presentar una demanda judicial en el Juzgado de Trabajo más cercano.

Cuando se trata de una emergencia y no exista un dispensario del INS cercano, puede presentarse en la clínica más cercana del centro o lugar de trabajo o de la casa.

Una vez que el trabajador termina el tratamiento y regresa a trabajar, tiene derecho a ser valorado para que se le paguen las incapacidades temporales y permanentes que el accidente le haya producido.

Recuerde que todo accidente acontecido durante el trabajo debe ser indemnizado.

Nuestros abogados expertos en riesgos de trabajo le ayudan a reclamar una justa indemnización.

Puede coordinar una reunión por medio del tel. 2710-5600, whatsApp 8401-2803, o visitarnos en Guápiles 100 metros al oeste y 100 metros al norte del hospital.