Lo primero que se ocupa es acudir ante un abogado que al mismo tiempo sea notario público. En Costa Rica no todos los abogados son notarios.

Luego, mediante la firma de una escritura pública los cónyuges deben acordar:  a quién corresponde la guarda, crianza y educación de los hijos menores; cuál de los dos cónyuges asume la obligación de alimentar a dichos hijos o la proporción en que se obligan ambos; el monto de la pensión que debe pagar un cónyuge al otro, si en ello convinieren; cómo se van a distribuir la propiedad sobre los bienes de ambos cónyuges.

Ese convenio, luego debe ser presentado por el abogado ante el Juez de Familia para su aprobación  y no valdrá mientras no se pronuncie la aprobación de la separación. Lo convenido con respecto a los hijos podrá ser modificado por el Tribunal, en caso de que tiempo después se demuestre la necesidad de modificar la guarda crianza y educación de los menores.

Para cualquiera aclaración no dude en ponerse en contacto con Bufete Méndez & Asociados, teléfono 2710-5600.

Guápiles, Costa Rica, 100 m. Oeste y 100 m. Norte del Hospital