Como bien sabemos un trabajador puede ser despedido de su trabajo con justa causa o sin justa causa.
Cuando un trabajador que se encuentra afiliado a una asociación solidarista es despedido con justa causa (es decir, cuando él tuvo responsabilidad en la causa del despido) tendrá derecho a recibir el aporte patronal acumulado, sus ahorros, más los rendimientos que se hayan generado por el uso de su dinero.

Ahora bien, si el colaborador es despedido sin justa causa (por ejemplo, cuando cierra la empresa o el patrono decide hacer una restructuración de su empresa) entonces también tendrá derecho a recibir sus ahorros, el aporte patronal y sus rendimientos. Y en este caso si el aporte patronal es inferior a lo que corresponde hasta la fecha del despido por el derecho de auxilio de cesantía, el patrono está obligado a cubrir la diferencia.

Precisamente, una de las ventajas de ser trabajador solidarista es la posibilidad de llevarse parte de la cesantía, aún cuando el despido sea por causa atribuible al trabajador.

BM Abogados, le atiende en Guápiles, Costa Rica, 200 metros oeste y 100 norte del Hospital, tel. 2710-5600.

Full body isolated portrait of young business man