En Costa Rica existe un mandato legal, según el cual todo hijo que nazca dentro de los  300 días siguientes al momento del divorcio, se presume que es hijo procreado en la relación marital.

Por esa razón, es que en el Registro Civil los niños  que tienen otro padre biológico pero nacidos durante ese periodo,  se inscriben con los apellidos de quien aparecía como el esposo de la madre, aún cuando ya se encontraba separados y divorciados.

Existe un trámite judicial bastante sencillo denominado “Reconocimiento de Hijo de Mujer Casada” que permite modificar esos apellidos, para que en adelante lleve los de la persona que realmente es el padre biológico de la criatura en vez de los apellidos del ex -esposo.

Para mayor información sobre el tema puede consultar en Bufete Méndez & Asociados, tel. 2710-5600

Guápiles, Costa Rica, 100 metros oeste y 100 metros norte del Hospital.