Mantener inscrito un vehículo en el registro es una gran responsabilidad, ya que al producirse un accidente de tránsito quien aparezca como propietario podría responder, con todos sus bienes (casa, terrenos, salarios, cuentas bancarias, etc.), por los daños y perjuicios que se deriven del accidente.

Así sucedería, por ejemplo, en los siguientes casos:

  1. Cuando lo conduzca una persona carente de la respectiva licencia o bajo los efectos del licor u otras drogas;
  2. Cuando sea explotado con fines comerciales o industriales, incluyendo el transporte público;
  3. Cuando sea un vehículo del Estado y sus instituciones, incluidas las municipalidades;
  4. Cuando permita que las placas sean utilizadas por otro;
  5. Cuando obligue o permita la circulación de un vehículo de carga liviana o pesada con exceso de carga;
  6. Cuando permita conducirlo a un menor de edad;
  7. Cuando se produzca un accidente y no sea posible identificar al conductor.

Para mayor información sobre embargos y demandas de responsabilidad derivadas de accidentes de tránsito puede llamar al teléfono 2710-5600, o visitarnos en Guápiles, Costa Rica, 200 metros al oeste y 100 al norte del Hospital