[vc_row][vc_column width=”1/1″][vc_column_text]

El riesgo de perder la vivienda de uso familiar por una deuda, siempre resulta acongojante para toda la familia, ante la posibilidad de que ese bien sea comprometido por la persona que aparece como su propietario en el registro.

Por eso resulta muy recomendable establecer una protección a la propiedad, mediante lo que se denomina “afectación del inmueble como patrimonio familiar”. Realizado ese trámite la casa no podrá ser enajenada ni gravada sino con el consentimiento de ambos cónyuges, y cuando existan menores se requerirá la autorización de un juez.

La ventaja de afectar la casa como habitación familiar, es que tampoco podrá ser perseguida por acreedores personales del propietario (por préstamos, accidentes, demandas, etc.) salvo en el caso de cobro de deudas contraídas por ambos cónyuges, o por el propietario, con anterioridad a la inscripción de la protección en el registro.

Contacte con nuestros abogados por el teléfono 2710-5600, o visítenos en Guápiles, Costa Rica, del Hospital 200 metros al oeste y 100 metros al norte.

[/vc_column_text][/vc_column][/vc_row]